Noticias

VIDEO: Cuando el Juez vio lo que le hicieron a este niño, mandó matar a sus papás

Cuando buscas en internet “niño de 7 años” imaginas que aparecerán imágenes de pequeños felices, jugando en un parque, siendo consentidos por sus padres, con una sonrisa de oreja a oreja… Pero cuando en el motor de búsqueda escribes el nombre ‘‘Adrian Jones’’, lo que sale son historias de un pequeño devorado por cerdos después de meses de sufrir tortura de su padre y su madrastra.
 
El horror se ha apoderado de todos los que han conocido esta tragedia, pues a pesar de que Adrian ahora está en un lugar mejor, donde ya no sufre, es difícil creer todo lo que padeció por culpa de quienes se suponía que le darían un hogar lleno de amor.
 
En el 2012 el Departamento de Servicios Infantiles de la ciudad de Kansas, Estados Unidos, quitó la custodia de Adrian a su madre y lo entregó a Michael y Heather Jones, su padre biológico y su madrastra. Aunque su abuela hizo varias peticiones legales para llevarlo con ella todas fueron negadas y sólo le permitían verlo en algunas ocasiones especiales. La última fue en la Navidad de 2015. El niño estaba encantado con la abuela y no le mencionó que era maltratado. Era feliz, con una sonrisa que iluminaba todo a su alrededor. Sus ojos estaban llenos de vida; le platicó de sus seis hermanitas y de lo que quería ser de grande.
 
Después la familia impidió que la abuela lo viera, siempre tenían un pretexto y ella empezó a sospechar que algo no andaba bien. Adrian dejó de asistir a la escuela. Supuestamente estaba siendo educado en casa, pero no era así. 
 
Padre y madrastra le imponían castigos como dejarlo de pie con las manos levantadas por horas, después les dio por amarrarlo y esposarlo, lo dejaban en el frío sólo con una pijama delgada, y también lo metían hasta el cuello en una piscina con agua contaminada.
 
Lo peor llegó cuando lo encerraron dos semanas en el baño, sin agua ni alimento. El chico  no resistió tanto abuso y murió; su cuerpo era un saco de huesos. Al parecer eso no fue suficiente para Michael y Heather, quienes para ocultar el crimen echaron los restos a cerdos que llevaban días sin comer.
 
Si no puedes ver este VIDEO da click AQUÍ: 
 

 
Los vecinos reportaron a la policía que algo raro pasaba en esa casa. Las autoridades encontraron partes del cuerpo del niño en el lugar donde estaban los animales. Detuvieron a Michael y a su mujer y se llevaron a las seis niñas que habían procreado. Mientras Heather estaba en la cárcel esperando que terminara la investigación, se le hizo fácil dar las claves de su cuenta de iCloud a la dueña de la casa. Supuestamente quería que le imprimiera unas fotos de sus hijas para tenerlas en la celda, pero también había fotos y videos de las torturas que sufrió Adrian.
 
La mujer entregó todo a la policía y esto ayudó a que la pareja asesina fuera sentenciada a cadena perpetua. Sin embargo, el Juez encargado del caso ha emitido una orden para que la pareja pague por su crimen con la pena de muerte, sostiene que la única forma en la que estos asesinos pueden pagar es con su propia vida. 

Autoridades del gobierno ya se encuentran analizando la orden del Juez en turno y en los próximos meses se hará pública la resolución. 

Por lo pronto las niñas quedaron bajo custodia del estado y no se sabe qué tan afectadas están, si también fueron torturadas o sólo presenciaron el horror que padeció su hermano. La cárcel no se compara con el infierno que hicieron vivir al pobre niño, quien sólo pedía un verdadero hogar.
 
Si no puedes ver este VIDEO da click AQUÍ:
 
La abuela y la madre de Adrian piden que se haga justicia, que la muerte del chico no sea en vano, y también que investiguen a los empleados del Departamento de Servicios Infantiles, que permitieron el maltrato y la muerte; quieren evitar que haya más tragedias de este tipo.
 
Historias como ésta demuestran que los seres humanos somos capaces de las peores bajezas imaginables. Adrian era una luz de vida y esperanza que se apagó antes de tiempo; ninguna criatura merece un trato cruel como el que sufrió.